Menú Cerrar

El 2020 no había comenzado en forma y ya el mundo hablaba del coronavirus, la contagiosa enfermedad que se originó en la provincia china de Hubei y que amenazaba en expandirse por el planeta hasta convertirse en una pandemia. 

La amenaza no tardó en materializarse: el miércoles 11 de marzo la Organización Mundial de la Salud  declaró que el covid-19 “puede declararse como pandemia”, según anunció su director, Tedros Adhanom.

Los casos confirmados de contagios empezaron a crecer de manera exponencial, así como la preocupación de un planeta que se enfrentaba a una enfermedad que no solo amenazaba la salud de las personas, sino que además cargaba de estrés a la economía mundial, que de inmediato comenzó a sentir los efectos del coronavirus.

En las crisis el ser humano deja ver su mejor y peor lado. Así, en las redes sociales encontramos a personas peleando en un supermercado por rollos de papel higiénico, como a barrios enteros que aplauden desde los balcones a los profesionales de la salud, héroes silenciosos de esta coyuntura. Dos caras de una moneda que sigue dando vueltas en el aire.

Y es que justamente el nivel de estrés que genera la crisis es altísimo. La industria también siente esa carga y, al igual que las personas, se comporta de diferente manera para hacerle frente a la pandemia y delinear su futuro, porque hay que dejar en claro que a pesar de lo difícil de la situación, el mundo y sus industrias saldrán al otro lado del túnel; algunos, por supuesto, más fortalecidos que el otro.

Este especial busca, precisamente, pintar el panorama de cómo las diversas industrias de América Latina están haciendo frente al coronavirus. Ejemplos y casos de éxito, buenas prácticas empresariales, alternativas para que los negocios operen en medio de la crisis y los retos que encararán las organizaciones, son algunos de los contenidos que ponemos a su disposición para que usted y su empresa tengan mayor claridad en la hoja de ruta que deben transitar en medio de esta tormenta.

Selecciona el tema al que te gustaría navegar:

ASÍ IMPACTA EL COVID19
AL SECTOR CONSTRUCTOR

Las obras que se construyen en el país están llamadas a tomar acciones frente a la pandemia de salud actual. Dependiendo del rol en un proyecto, como propietario, contratista, subcontratista, proveedor, arquitecto o consultor, es importante considerar algunas alternativas para frenar el contagio, prevenir que los equipos se enfermen y tomar mejores decisiones que permitan la continuidad del negocio.

Siete de cada 100 colombianos ocupados en el país laboran en la construcción, según el reporte del DANE, el impacto que esta actividad tiene en la economía es de gran importancia, logrando generar cerca de 1.6 millones de personas de manera directa. Ante la contingencia actual se necesita poder minimizar el impacto sobre los trabajadores, tanto directos como indirectos, con medidas específicas para el sector.

Las empresas de la construcción permanecen alertas ante la evolución de la amenaza del coronavirus y se están preparando para lo que pueda venir.

Las constructoras están activando los planes de contingencia, conjunto de procedimientos alternativos a la operatividad normal para cada una de sus áreas, sin embargo es importante revisar el uso de una cláusula de fuerza mayor para las obligaciones contractuales, es decir activar el recurso legal que le permita evitar sanciones económicas en el caso de retrasar los tiempos de entrega o inclumplir determinadas fechas de los cronogramas de ejecución de obra.

Es importante que antes de tomar una acción legal se utilice la comunicación sincera y real con los equipos internos y externos. La comunicación es una herramienta efectiva para alinear a los integrantes sobre las acciones y medidas de la compañía, puede llegar a acuerdos o plantearse mayores plazos que le permitan la continuidad del servicio.

Sandra Forero, presidente del gremio de la construcción en Colombia:

Acciones para implementar en proyectos

En obra, y ejecución de proyectos es donde mayor número de trabajadores se ponen en contacto, para ajustarse a la medida nacional de evitar espacios de más de 500 personas a 1.5 metros es importante considerar separar los turnos de trabajo, es decir, organizar dos o tres jornadas en el día, así evita la concentración de personas en los espacios.

Igualmente reforzar las condiciones de limpieza del entorno del proyecto e higiene personal de los equipos y disponer puntos de lavados de manos para cumplir con la recomendación en especial al llegar a la obra, al terminar operaciones, después de haber estado en espacios públicos, antes de consumir alimentos, después de usar el baño, después de usar transporte público.

Si la labor de su equipo es de ingeniería, diseño, consultoría, entre otras, que estén en el marco de actividades de pre-construcción o que no impliquen un desplazamiento a obra como medida excepcional y transitoria se puede autorizar los métodos del teletrabajo o trabajo remoto (en casa).

El Ministerio del Trabajo indicó que “los empleadores de común acuerdo con los trabajadores y bajo lineamientos específicos, podrán autorizar a quienes presenten síntomas respiratorios leves y moderados, a trabajar desde sus domicilios, sin que ello signifique abandono del cargo; en todo caso, la permanencia en casa como medida sanitaria temporal y excepcional, en términos de aislamiento social preventivo, cada empleador será el responsable de adoptar las acciones para el efecto y será responsabilidad del teletrabajador cumplir con esta medida con el fin de que esta sea efectiva”.

Por lo anterior, para la ejecución de comités de obra, la recomendación es disminuir el número de reuniones presenciales o concentración de varias personas en espacios reducidos de trabajo. Puede optar por herramientas virtuales que le permitan continuar en comunicación, sin generar desplazamientos para las personas con estas responsabilidades.

MEDIDAS EMPRESARIALES
EN PRO DE LA PREVENCIÓN

El efecto económico producido a raíz del COVID- 19 a nivel empresarial es una realidad. Los empresarios están llamados a pensar en sus negocios, el cambio en sus proyecciones anuales y a ralentizar en gran parte la operación de su compañía al acatar las medidas y recomendaciones del Gobierno ante la epidemia.

Para el sector constructor, que es en gran parte operativo, es decir dedicado a actividades que requieren trabajo en campo, las medidas pueden producir un impacto alto para la continuidad de las compañías. Sin embargo, si consideramos que estamos en un punto decisivo, podemos propiciar un mejor escenario a futuro para todos si ponemos el bien común en pro de los negocios.

“Las dos cosas más importantes que se tienen que balancear en situaciones como la actual son las personas y la continuidad de la empresa.”
Tomás Uribe, gerente de Soluciones Energéticas Sostenibles.

EN OBRA habla con los empresarios para conocer su mirada y las acciones que están tomando como compañía.

Tomás Uribe, gerente de SES - Soluciones Energéticas Sostenibles-, es un empresario del sector de la construcción cuya empresa es contratista en el área de diseño y consultoría, él considera que al enfrentarnos a una situación como la actual hay que tener en cuenta dos aspectos primordiales en este momento: las personas y la empresa.

“El primer factor son las personas donde hay que velar por la salud, el cuidado y el bienestar de los trabajadores de la empresa. Es crucial porque ellos también impactan la continuidad de ésta, poder tener el personal requerido para operar por si algunos llegan a enfermarse. Desde mi perspectiva, en la empresa se puede generar el cuidado de las personas desde la educación al hacer llegar la información, evitar los espacios cerrados y reforzar las medidas de higiene y seguridad que aconsejan los médicos” señala Uribe.

Pero adicional el empresario recalca la concientización y la cultura individual, “Las empresas hacemos, en la mayoría de los casos, lo que está en nuestras manos para cuidar a la gente que trabaja con nosotros pero si la gente no se cuida no se logra nada; que no se tome el trabajo desde la casa como vacaciones, que no salgan por las tardes a pasear o a exponerse en espacios públicos, ser muy conscientes de la situación y serios como personas y trabajadores al transmitir esa responsabilidad que tenemos con nosotros y los demás.”

Como segundo factor está la empresa en sí, y en esta contingencia mantener la operación y la prestación del servicio es vital. “es importante mantener andando, en la medida de lo posible, todas las cadenas logísticas que soportan la operación del negocio esto refiere a suministros, productos, ventas y salida de productos cuando son en físico.” explica Uribe.

Para que la implementación del trabajo sea exitosa hay que tener muy bien definidos los mecanismos de control para evaluar las operaciones y contar con las herramientas suficientes.

Además considera que una medida que se debe tomar es generar stock, tener la materia y suministros que permitan la continuidad de la operación. Uribe recomienda “tener algo de reserva de los productos y suministro que se requieren y que pueden ser cuello de botella. Aunque en este momento que estamos ya empezando la pandemia y la gente jaló a sus proveedores y sus suministros, y en la cadena de suministro los que están produciendo lo hacen a lo que pueden pero esperando que en un futuro esta no se rompa y uno pudiera tener los suministros para poder seguir trabajando a futuro”.

Alineados a las medidas de prevención y control, empresas como SES están ya organizadas en home office, explica el gerente “Desde la operación de nuestra compañía, que es un trabajo de diseño y en su gran mayoría es de escritorio, ésta nos permite la flexibilidad en el sitio donde se desarrolle el trabajo. Desde la semana anterior se organizó la migración de los trabajadores a sus casa con sus equipos para un trabajo remoto, y adicional al tener una cultura organizacional fuerte por el tema de confianza lo que nos permitió que todos los trabajadores se fueran a sus casas y confiamos en que cada uno es responsable y sigue trabajando, evidentemente con la Internet tenemos grandes alternativas de comunicación y ésta que es esencial se mantiene”.

“El 85 por ciento de nuestro trabajo es en oficina y un 15 adicional son reuniones presenciales con clientes y empresas para desarrollo, al igual que visitas a campo. Estamos promoviendo hacer reuniones virtuales y en este sentido la empresa se compromete al aislamiento social para aplanar la curva de la propagación. Es un respaldo la voz del Gobierno con las recomendaciones de manera institucional y por decreto que nos da como empresa una voz de negociación para hablar con las otras empresas y compañías constructoras y coordinar encuentros virtuales, con el escenario de tomar las medidas y soportarlas a terceros para todos comprometernos con la prevención” afirma Uribe.

CONSTRUCTORAS TOMAN MEDIDAS
EN LA COYUNTURA

Constructora Capital, compañía colombiana líder con más de 30 años, implementó una serie de medidas encaminadas a garantizar su estabilidad y bienestar con sus colaboradores y con los trabajadores del sector de la construcción.

“Tomamos la decisión de hacer un importante esfuerzo en esta difícil coyuntura por la que atraviesa el mundo entero pues es el momento para que todos trabajemos juntos para superarlo. El compromiso de la compañía no solo es con nuestros colaboradores, sino también con los trabajadores del sector de la construcción, y las zonas en las que desarrollamos nuestros proyectos y es así como estamos convencidos que saldremos adelante y podremos retomar nuestro camino una vez que podamos salir a las calles a trabajar más unidos que nunca.”
Pablo Echeverri, Presidente de Constructora Capital.

La constructora ha tomado las siguientes medidas para los cerca de 6000 trabajadores indirectos:

- A los obreros que mantienen sus contratos activos durante este periodo, tendrán vacaciones colectivas hasta el 12 de abril, durante este tiempo se garantizará que reciban su ingreso completo. Del mismo modo, la compañía cubrirá la seguridad social de todos los obreros en este periodo. En caso tal de que se postergue la medida de aislamiento, la empresa asumió el compromiso de continuar respondiendo por las nóminas de los obreros que estén vinculados a proyectos de Constructora Capital.

- Para los casos en lo que, debido al acuerdo que los obreros tienen con las respectivas empresas contratistas que prestan servicios a Constructora Capital, finalicen sus contratos durante el periodo de aislamiento obligatorio, se les garantizará el pago de su nómina y la respectiva liquidación para que cuenten con los recursos necesarios para asumir el periodo de aislamiento, mientras se reactivan las obras.

- De igual manera, la empresa ratificó el compromiso que había asumido con sus colaboradores desde que inició la actual coyuntura de mantener los contratos y el pago oportuno a los 700 trabajadores directos y a mantener sus condiciones salariales intactas.

- A su vez, para aquellos colaboradores que por la naturaleza de su trabajo no tienen opción de trabajar en casa (ingenieros de obra, maestros, almacenistas, vendedores, etc.) se determinó que a partir del miércoles 25 de marzo estarán en vacaciones remuneradas hasta el 12 de abril. En caso de que la cuarentena se prorrogue de ahí en adelante, la empresa asumirá completamente la nómina de todo el personal.


Crédito imagen: Cortesía Constructora Capital.

Otros compromisos:

- A los contratistas de la empresa se le están devolviendo las retenciones que se hacen para cubrir garantías, con el objetivo de que puedan cubrir sus obligaciones adicionales a las de las nóminas, las cuales están siendo cubiertas conforme se indicó anteriormente.

- A los clientes con quien la compañía ha asumido el compromiso de garantizar calidad de vida con sus proyectos residenciales, se tomó la decisión de congelar las cuotas a todos los clientes que estén con dificultades de empleo o que sean independientes y no están recibiendo ingresos, adicionalmente se condonarán los intereses de Mora que se generen en este tiempo.

- De igual manera, se mantiene la atención a las necesidades de los clientes virtualmente, a través de video llamadas y herramientas que le permitan a la empresa seguir en contacto permanente.

PLANEACIÓN EMPRESARIAL
EN TIEMPOS DEL COVID-19

Como parte del análisis del mercado actual y la contingencia del coronavirus para el negocio inmobiliario y constructor Ignacio Torres, ceo de 4S Real State en apoyo con Gene Towle, socio y director de Softec, analizaron cómo esta situación puede afectar el ramo y cuáles son las acciones recomendadas para tener un menor impacto.

“Qué va a pasar, nadie lo sabe, se plantean varios caminos y proyecciones pero es incierto y ante el mercado actual podemos situarnos en dos escenarios desde donde se puede tomar: uno apocalíptico de sobrevivir en el tiempo que se pueda y el otro, como tantas situaciones que ha pasado el mundo, es que ésto pasará y en algún momento retomaremos actividades y la normalidad o lo más cercano a esta” reflexionó Torres.

Es importante que las empresas sean realistas y evalúen su posición actual. Para Towle es importante medir la empresa desde tres retos:

  1. La continuidad financiera, si el flujo de caja se va a ver afectado, ¿qué va a hacer?
  2. Asegurar la supervivencia comercial, el cambio en el comercio y cómo seguir en la mente del consumidor, esto va aliado en una estrategia comercial.
  3. Asegurar la supervivencia operativa, cuando pase la contingencia poder volver abrir, tener los equipos de trabajo con flexibilidad al negocio sin quitar la posibilidad de reacción.

Complementando esta visión el ejecutivo de 4S plantea una mirada del negocio desde la oportunidad de cambio en especial en tres puntos: estrategia de producto, flexibilidad de la empresa y sofisticación del equipo comercial en su proceso. “El mensaje principal es que no podemos quedarnos como estamos, si esperamos que las cosas lleguen a normalidad, o tomar esta época de vacaciones con familia, yo les digo que están equivocados, esta es una época para trabajar, para aunar esfuerzos, para reconvertirse, para reinventarse”.

Planea con tu equipo de ventas nuevas opciones y herramientas de venta digitales para atender a los clientes.

Ejemplos de acciones empresariales

  • Generar productos de alto valor
    Si se están desarrollando proyectos pueden enfocarse en productos diferenciales y no solo genéricos o que sean de una inversión media sino de alto valor. “El mercado va a consumir, seguramente menos, pero van a escoger y se van a ir por dos opciones la inversiones de bajo costo y las inversiones de proyectos que realmente marquen el mercado es decir, un proyecto adecuado y diferencial va a ser más demandado que uno que se hagan por el medio, el real state es un segmento donde las inversiones se sienten más seguras y pasada la crisis las empresas van a querer invertir en esos proyectos que se sientes seguros y diferenciales y que van a aportar al sector” indica Torres.
  • Entender las variaciones del mercado y la planeación
    Planear los proyectos y ver si el producto está listo para salir a ventas, con un producto con un presupuesto ajustado y acoplado para el ajuste del dólar. El riesgo es que los ingresos quedan fijos pero los costos son variables, es importante mirar esta época para cerrar contratos con precios fijos y flexibilidad en precios de los proveedores. No salir a venta con elementos no definidos del proyecto que van a impactar en el precio.
  • Conocer al mercado, ¿a quiénes les vendo?
    Identificar cómo las personas llegan al negocio y al cierre de la venta. Un solo sistema no va a resolver todos los problemas, pero activar no solo las salas de venta sino productos digitales y tecnológicos para nuevas generaciones que revolucionan la forma de compra. Para Towle “tenemos que entender al consumidor y encontrar las herramientas que le den lo que quiere porque hemos observado herramientas que lo que generan no aporta ni visitas, ni leads, sino un gasto de la empresa”.
  • Reforzar la estrategia digital
    La gente está tomando decisiones con lo que ve en digital y la industria de construcción e inmobiliaria ha estado rezagada en generar estas estrategias e implementarlas. “Van a poder vender los desarrolladores que desarrollen una estrategia fuerte porque las personas van a estar digitalmente activos. Vemos una tendencia que ya venía creciendo y con el coronavirus se va a acelerar” indica Torres.
CREDITOS

Proyecto:

En Obra / Editorial / Digital

Editora

Dianny Niño
 

Coordinación Editorial

Lina Giraldo
 

Infografías

Gabriela Hernandes, Jirdy Murillo,
Rubén Suárez

Diseño digital

Johan Encarnación

Desarrollo

Marisol Ruiz Adame

Dirección digital

Andrés Barajas

Director editorial

Álvaro Cuéllar